sábado

MAR DE HIELO

Montañas más altas, hielos perpétuos, viajar un poco más lejos de lo habitual. Cruzar la frontera de mis propios límites. Descubrir por mí misma como se mueve el mundo y las gentes en esos otros lugares desconocidos para mí. Caminar y caminar, para observar y retener en las entrañas de mi alma, en lo recóndito de mi más primitiva célula, las sensaciones y salvajes reacciones propias ante lo desconocido y novedoso. Sentir libertad haciendo camino, pues como escribió Machado; se hace camino al andar...


Camino en su máxima expresión.



Zona de grandes blokes y senderos poco transitados para ir a Mer Glacé. Ruta: Chamonix- Montenvers.

Todo es hielo en constante movimiento, una gran autopista de hielo.


Mer Glace.



Magnetismo salvaje.


1 comentario:

SantiNoB dijo...

Envidia y recuerdos.
Un "paseo" con la moñaca de tres años.